Prensa: "Cierres en el Ensanche"

Prensa: "Cierres en el Ensanche"

La crisis económica derivada de la pandemia supone el cierre en menos de un año de 30 negocios del II Ensanche


La covid-19 sigue azotando fuerte a la actividad económica de la ciudad, y los datos hablan por sí solos. En menos de un año, el II Ensanche ha visto cómo bajaban la persiana más de una treintena de negocios de comercio y hostelería, una cifra que entristece, ya que en años anteriores los cierres rondaban la docena.

La pandemia, además, parece que ataca también a las grandes franquicias, ya que el último establecimiento en cerrar ha sido Massimo Dutti, en Carlos III, 25, que hace unos días decía adiós a su presencia en el centro de Pamplona. El cierre, que responde a la estrategia del grupo Inditex de clausurar 79 locales de su grupo por todo el Estado, le siguió días más tarde el cierre de Zara Home en el centro comercial de La Morea. A juicio de María Jesús Alonso, gerente de Ensanche Área Comercial, la asociación que agrupa a los establecimientos comerciales de esta zona, "la pandemia influye, pero estamos viendo que este tipo de comercio de moda, de un precio medio-alto, no encaja tanto en Pamplona", porque "cuando alguien quiere comprar alguna prenda especial, opta más por una boutique". Inditex ha hecho la estampida de Carlos III. Cerró Uterqüe y después Pull & Bear (ahora Urban), y se llevó las grandes de Zara y Zara Kids a La Vasco Navarra. Solo Bershka y Stradivarius, ambas haciendo chaflán con Cortes de Navarra, con Zara Home, en el cruce con Roncesvalles, y Oysho, mantienen el tipo en Carlos III.

Porque de lo que fue en su día la arteria comercial más importante de Pamplona, Carlos III, ya poco queda. El virus no respeta, comercialmente hablando, esta avenida que ha visto cómo en los últimos meses se está convirtiendo en un páramo y parece que con vistas a seguir así durante largo tiempo. En menos de un año, seis negocios han dicho adiós, dejando muchos huecos sin llenar. El año pasado cerró en la otrora conocida como milla de oro pamplonesa la firma de moda Trucco, pero también le siguieron la perfumería Amat, Boboli, y otro histórico local de la ciudad, Perfumería Galle, después de casi un siglo de actividad en el número 45. El local, de 68 m2, se anuncia ahora en páginas web de inmobiliarias al precio de 3.500 euros el alquiler. Cerca, en Castillo de Maya, otro ejemplo. Piden 3.225 euros más IVA por un local de 233 m2. Los precios no han bajado, y cuesta reabrir una bajera que ha cerrado, por eso las ocupan las franquicias. En el viejo Zara Kids, antes Piedad, abrió la perfumería Primor, y en la avda. Roncesvalles, donde estuvo Urban, Druni.

SEGUNDO SEMESTRE: 12 CIERRES Hasta julio del año pasado, en los durísimos meses de confinamiento y cierre total de la actividad económica, echaron la persiana 17 establecimientos comerciales en el II Ensanche, entre ellos algunos históricos como la juguetería Kide, y el segundo semestre no fue mejor, ya que se sucedieron otras 12, tres de ellas en la calle Navarro Villoslada. Y 2021, arranca con dos más en previsión, el Joyero Javier Echeverría, que se traslada a Donostia-San Sebastián, y Anabi Novias, en la calle Alhóndiga.

Las cifras, que maneja la asociación de comerciantes del Ensanche, son poco esperanzadoras. María Jesús Alonso vaticina que, si no mejora la pandemia, "esto va a ir a peor, porque a la gente se le acaba el colchón", y añade que, además, con la hostelería a medio gas, "se nota muchísimo, porque se rompen los flujos de gente". La asociación del Ensanche ha solicitado ya al Ayuntamiento los datos de toda Pamplona, que se prevén peores aún: "Si aquí ha habido 30 cierres, a nivel general ha tenido que ser tremendo".



FUENTE: DIARIO DE NOTICIAS DE NAVARRA.

Últimas noticias