Prensa: «María Jesús Alonso, la gerente del Ensanche que desea viajar a las Maldivas»

Comenzó en atención al cliente de una operadora de telefonía y lamenta que negocios viables se cierren por falta de relevo genercional
María Jesús Alonso Arteaga (Madrid, 6 de abril de 1979) es la gerente de Ensanche Área Comercial desde enero de 2019, una entidad que integra a 160 comercios de esta zona de Pamplona.  Casada con Juan Fernando Ambrojo y madre de Mencía, esta madrileña  llegó a la capital navarra porque  fue el destino de su padre,  un militar que ahora tiene 91 años. 
Alonso comenzó su trayectoria profesional en 1999 trabajando para el distribuidor de telefonía móvil Airtel (actual Vodafone) en el servicio de ventas y atención al cliente. «Estando ahí me captó quien posteriormente fue mi jefe durante cinco años en Amena y que fue quien más me enseñó de atención al cliente,  fidelización, postventa y gestión de proyectos», explica.  De aquella época guarda un grato recuerdo de compañeros y clientes. «Aprendí que muchas veces es más importante el saber estar y una buena educación en el trato que el puro conocimiento. Lo que te diferencia  es cómo tratas a las personas y qué les ofreces de especial», añade.
Posteriormente, en 2005, trabajó en una empresa de construcción de obra pública «dando soporte a la gerencia» y de ahí dio el salto a la asociación. Comenzó como comercial en marzo de 2010 hasta que en 2019 fue nombrada gerente.
Cuenta que le «apasiona» su trabajo, aunque no se cierra a ningún proyecto que le pueda interesar. «Me gusta el trato cercano con las personas. Mi empatía me permite saber cómo conectar. Esta faceta es enriquecedora para crecer como ser humano en todas las facetas de la vida «, afirma.  María Jesús Alonso se define como una persona «impulsiva pero con cabeza». «Me gusta rodearme de personas positivas y  adoro reírme», concluye.   
Con la pandemia
¿Qué ha cambiado en su empresa u organización?
Arrastramos una gran carga de trabajo desde el confinamiento en adelante, derivado del aumento de las necesidades de nuestros asociados, y de nuestra labor con las instituciones navarras. También hemos invertido en la mejora de nuestra comunicación y ya percibimos retorno.
La tarea pendiente sigue siendo…
En la parte más personal poner en práctica lo que ya sé pero no hago: parar de trabajar cuando acaba mi jornada. A nivel más general me llama la atención la vulnerabilidad de nuestra sociedad; nos creíamos a salvo de todo y en realidad nos afecta hasta lo que considerábamos más lejano; seguimos considerándonos el centro de todo.
Hemos perdido una oportunidad para…
Conservar la cohesión social y solidaridad de los inicios de la pandemia, ahora que todo parece estar terminando, me temo que no lo estamos consiguiendo.
¿Cuál de las grandes transformaciones que están en marcha (ecológica, movilidad…) le preocupa más?
Principalmente el proceso de digitalización de las pequeñas y medianas empresas; sus dificultades para afrontarla, tanto económicas como de conocimiento. Es necesario adaptarnos a un entorno cambiante y mejorar los procesos internos y la relación con los clientes.
Cómo están trabajando para el cambio desde su organización. Iniciativas que tienen previsto poner en marcha
Estamos trabajando en un proceso de diagnóstico digital para ayudar a nuestros asociados y para mejorar a nivel asociación. Y como punta de lanza la implantación del Marketplace del Ensanche en los próximos meses.
La empresa navarra
Principal fortaleza y principal debilidad
De la parte que yo puedo hablar, de las empresas del Ensanche, las debilidades son claras: la permanente amenaza de las grandes plataformas digitales y su voracidad comercial. Y por qué no decirlo, un sentimiento asociativo en ocasiones manifiestamente mejorable.
Las fortalezas pasan por la propia pertenencia a la comunidad, a la ciudad, y tener a la vuelta de la esquina una enorme variedad de oferta; inmediata, local y que genera riqueza y empleo.
¿Cómo ha evolucionado el sector en el que trabaja desde que usted empezó?
Hemos pasado de una época generosa en ventas a, en poco más de una década, una situación de cifras terribles de cierres de negocios, reducción más que significativa de la facturación y administraciones públicas con otras prioridades antes que ayudar a las pequeñas empresas de comercio y servicios.
¿Qué retos afronta en el corto plazo y qué riesgos diría que debemos asumir?
Como asociación nuestro principal reto es seguir haciendo crecer el tejido asociativo del Ensanche, fomentar la colaboración entre empresas, conseguir mayor apoyo institucional y que el ciudadano vea las empresas locales como su primera opción de consumo.
¿Qué cambiaría si estuviera en su mano?
Fomentaría el traspaso de negocios viables que actualmente, en numerosos casos, se pierden por falta de relevo generacional. En este sentido la bolsa de traspasos del Gobierno de Navarra necesita mayor visibilidad e impulso.
En primera persona
Cómo y en qué le ha cambiado la pandemia (en lo personal y en su forma de trabajar)
Ha cambiado nuestras vidas totalmente, no sabría por dónde empezar.
Laboralmente, como he explicado anteriormente, se traduce en más trabajo con pocos recursos y más dificultades. Sin embargo no nos rendimos.
La decisión de la que se siente más orgullos@ y por qué.
Haber aceptado mi actual cargo de gerente de la asociación, en un momento muy complicado, incrementado con la llegada del Covid y las consecuencias que seguimos percibiendo.
El fracaso o la decepción de la que más ha aprendido estos años. ¿Alguna vez pensó en abandonar?
Por suerte no he sufrido ningún fracaso estrepitoso (y que siga así). Procuro aprender de cada día y sacar algo positivo. Hasta las personas más positivas tienen pensamientos negativos; no va conmigo abandonar porque soy cabezota y tengo la suerte de amar lo que hago
¿Tuvo (o tiene) algún referente?
Varios miembros de mi familia son mi referente diario; el diálogo con mi marido me abre siempre la mente a nuevos retos y mi hija, a sus 14 años, es mi incentivo para estar al día en “casi todo”.
El consejo que más le ayudó en su carrera y el que usted daría ahora a los más jóvenes.
Intento seguir el consejo:  “No dejes que el miedo te pare y ve paso a paso”.
A los jóvenes les diría, como a mi hija, que sean felices, empáticos y buenas personas; que se respeten a sí mismos y a los demás; que se formen y hagan lo que les gusta. En sus manos está hacer un mundo mejor y nosotros no ponérselo tan difícil.
¿Algún fichaje con el que le gustaría contar en su empresa?
Ahora trabaja conmigo Sara, que es una gran persona. Tiene el mejor perfil para esta aventura, congeniamos y nos entendemos al 100%. Y nuestra Junta rectora apoya nuestras propuestas; no puedo pedir más.
Tecnología
¿Cuál era la más habitual cuándo empezó? ¿Le costó adaptarse a los cambios? ¿Con qué apoyos contó?
Cuando me incorporé a la asociación se estaba implementando la gestión de redes sociales (Facebook). Al ser un tema que siempre me ha gustado y para el que me he formado, disfruté del proceso. Costó un poco más hacer ver a los empresarios que se trataban de herramientas gratuitas, muy útiles, que venían para quedarse.
¿Qué papel juegan hoy las nuevas tecnologías en su trabajo? ¿Alguna que se le resista? ¿La que eliminaría si pudiera?
Son nuestro día a día. Desde el básico correo electrónico, pasando por WhatsApp Business, alimentamos semanalmente nuestra web, nuestro programa de gestión agiliza nuestros procesos diarios de administración y base de datos, gestionamos las redes sociales (Facebook, Instagram y LinkedIn). Nos desenvolvemos muy bien y no eliminaría ninguna, tan solo aplico las que considero útiles para nuestro trabajo.
¿Qué opinión le merecen las redes sociales? ¿Las utiliza? Sí es así, cuál es su preferida.
Me encantan por la rapidez de la información aunque hay que saber escoger fuentes fidedignas. Son una inspiración constante; el acceso a todo tipo de contenidos, entretenimiento, interactuación, capacidad de promoción y divulgación de proyectos, etc. Utilizo a diario Facebook, Instagram y LinkedIn a nivel personal y profesional
Ocio
Con qué lugar de Navarra se queda para su tiempo libre y por qué.
Adoro ir a correr o caminar por la Vía Verde del Bidasoa. Su agradable microclima y el verdor que la envuelve, la hacen mágica.
Un viaje soñado que todavía no ha realizado o algún lugar que ha descubierto recientemente y al que ya piensa en volver
Espero ir algún día a Maldivas o Seychelles. Y quiero volver pronto al Parque Natural de Monfragüe, es sobrecogedor.
Una comida que le apasione
Me encantan los arroces, más si los disfruto en la costa mediterránea. El marisco en Galicia y en Navarra o País Vasco me verás con una chuleta y ensalada de lechuga y cebolla.
¿Con quién (persona de la vida pública) le gustaría compartir una velada?
Con Toni Nadal. Me encantaría saber cómo ha conseguido combinar trabajo, sacrificio y superación con tanta humildad y grandeza. Para irme de marcha elegiría la actriz Jennifer Lawrence (‘ Los juegos del Hambre’, ‘El Lado bueno de las cosas’, etc).

Asóciate

Cada vez todos somos más conscientes de que la unión hace la fuerza y valoramos todo lo que nos ofrece estar en el centro de Pamplona

Síguenos

Últimas noticias